vampiros-america0La tierra de los más exóticos vampiros

América es una tierra llena de leyendas pobladas de innumerables seres, entre los cuales no podían faltar los vampiros. Estos, variados y originales en cuanto a su naturaleza, van desde un anciano bonachón con sombrero plateado y sonrisa permanente, hasta una terrible y poderosísima serpiente alada, capaz de crear olas con sus alas y de congelar a sus víctimas con la mirada antes de chuparles la sangre. Y es que, si bien es cierto que América no es el continente con más vampiros ni con los vampiros más horrendos, sí presenta la particularidad de tener una de las más exóticas faunas hematófagas.

Abchanchu-Anchanchu

vampiros-americaEsta raza vampírica viene de Bolivia, y sus especímenes habitan en las cuevas del altiplano. Tiene generalmente la apariencia de un viejo bonachón, calvo, bien gordo y sonriente, con un sombrero plateado de ala ancha y ropas antiguas recamadas en oro. Sin embargo, dicen que porta una inquietante sonrisa gélida, inamovible, como congelada en sus labios...

Siempre se acerca a sus víctimas mediante el engaño, generalmente mostrándose como un anciano en problemas, en aprietos que requieren que el viajero entre en su morada; de modo que, cuando éste ingresa, practicamente nunca más vuelve a ver el sol...

Según los interpretes del mito, la ropa del Abchanchu indica su linaje divino, su filiación al antiguo panteón quechua. Pero esas raíces autóctonas no son suficiente para que este vampiro beba tanto la sangre de extranjeros como de sus propios compatriotas, de modo que los bolivianos evitan pasar cerca de grutas y cuevas cuando tienen que atravesar los amplios espacios del altiplano. No obstante no debe creerse que todos los que son víctimas del Abchanchu mueren inmediatamente pues, en los relatos de los ancianos, se cuenta que unos pocos han sobrevivido, aunque eso es temporal porque posteriormente mueren de una extraña enfermedad que no tiene cura, siendo a causa de eso conocidos como los "Anchanchun uñkata", esto es, "los que han sido mirados por Anchanchu"

A inicios del siglo XVIII, el mito del Abchanchu fue marginado a las regiones más inaccesibles del altiplano boliviano, pero un siglo después, reapareció en aldeas y comarcas de toda Bolivia, excepto de la región oriental. Creyéndose entonces que su espacio de actuación era más amplio, pasó a ser causante de incendios y muertes sospechosas en las haciendas; además de que adquirió el rango de demonio atmosférico, pues frecuentemente era visto como el causante de diversas desgracias climáticas.

"Pasa, pasa Anchancliu, no me hagas ningún mal, porque el Mallcu me ampara.", tal era la única fórmula conocida para cuidarse del vampiro, que conservó y aún conserva su naturaleza originaria en la región boliviana de Uyuni, donde recorre las planicies con su inamovible sonrisa de hielo, arañando los cristales de las ventanas y la madera de las puertas, en busca de algún incauto que salga a abrirle...

Aipalookvik

vampiros-america2

Los Aipalookvik son un tipo de vampiros originarios de las gélidas regiones del Ártico, Alaska, Groenlandia y el norte de Canadá.

Ciertas leyendas pregonadas por los marineros del norte y los habitantes de las costas, relatan que los Aipalookvik surgen de las aguas como cadáveres pútridos y malolientes. Se cuenta que estos vampiros no gustan de la sangre, mas son tan sádicos que deshollan a sus víctimas y se visten con sus pieles; costumbre que, en opinión del profesor Lugano, es una proyección, a nivel de las leyendas folclóricas, de la importancia que la gente del Ártico otorga a guarecerse del implacable frío. Pero hay un algo más en el cruel hábito del vampiro, y es que, tras ponerse la piel de su víctima, adopta su personalidad y hasta suele empezar a vivir cerca de la casa o el bote de la víctima.

Chon Chon

vampiros-america3

Según el folclore chileno, el Chon Chon o Tue Tue es una cabeza de brujo con enormes orejas que emplea a modo de alas. Pero este estado es algo transitorio que el brujo alcanza poniéndose en el cuello ciertos ungüentos hechos con hierbas especiales, tras lo cual recita: "Sin Dios ni Santa Maria", asumiéndo con esto su forma vampiresca.

Una vez asumido su aspecto de predador hematófago, el Tue Tue puede emitir un fuerte grito ("¡tue tue") que generalmente usa para anunciar la muerte de la persona que tiene más cerca. Por otro lado, a veces se dirige a los hospitales o casas de enfermos, retando a luchar a los espíritus de éstos, con el resultado de que, si pierden, les chupará la sangre.

Sin embargo hay maneras de ahuyentar al Tue Tue:
extender un chaleco; echar sal al fuego; o decir "Pasa, Chon Chon, tu camino o vuelve mañana por sal", teniendo al cuenta que al día siguiente se presentará un desconocido a pedir sal, y por ninguna razón habrá de negársela. También se lo puede ahuyentar con la siguiente oración: "San Cipriano va para arriba, San Cipriano va para abajo , sosteniendo una vela de buen morir". Con esa oración el Chon Chon caerá al suelo. Más efectiva aún es la táctica de trazar una estrella de cinco puntas en el suelo, poniendo en el centro un cuchillo que apunte hacia el Chon Chon, el cual se ensartará en el cuchillo y así podremos aprovechar para matarlo, pero será arriesgado porque eso podría enemistarnos con los brujos.

Civatateo

vampiros-america4

Es una bruja-vampiro originaria de las leyendas aztecas. Sirve a varias deidades lunares, y se cree que es el espíritu de una mujer que murió al dar a luz, razón por la cual ama la sangre de los niños, que mueren efermos tras su ataque. Su rostro y sus manos son pálidos como tumbas, y en su atuendo tiene dibujada una cruz de huesos humanos; sin embargo, se cree que alguna vez fue una hermosa y noble mujer, pero por morir dando a luz tuvo que volver en su horrible forma de vampira.

Cuentan que sirve a los dioses Tezcatlipoca (dios de la luna, cielo nocturno, dios de la memoria ancestral, dios del tiempo y el Señor del Norte) y Tlazolteotl (diosa de la luna, del ritual limpieza, la fertilidad humana y la sexualidad), por lo que ostenta los poderes mágicos de un sacerdote. También se dice que las civatateo deambulan por la noche, buscando niños que enfermar o matar, y hasta hombres con los cuales aparearse para procrear niños-vampiros.

Para proteger a los bebés de esta vampira, se pueden crear santuarios repletos de comida, a fin de que la hematófaga se sacíe con eso y no busque bebés; o inclusive, si hay mucha comida y se queda comiendo, a fin de que el sol la encuentre y la fulmine.

Guedé

papa-ghedeEl Guédé, conocido también "el vampiro vudú", es propio de Haití, y pertenece a la corte espiritual del gran Baron Samedi, especie de deidad en el culto haitiano.

La misión primordial de Guedé es drenar la sangre de sus enemigos, que en su mayoría son incrédulos, pero también, y por esto posee una iconografía benéfica, suele proteger a niños, inocentes y locos. Aunque el destino de las víctimas es terrible, ya que se transforman en zombis e incluso a veces es el mismo Guedé el que se encarna en el cadáver para comer o emborracharse. Y esa costumbre de poseer a otros va más allá, pues cuentan que se posesiona de los devotos, sobre todo de los que usan ropas como las que él usaba cuando era humano y no vampiro.

Hay quienes afirman haber visto a este vampiro vagando por los cementerios, llevando un bastón de hueso, unos anteojos oscuros y un sombrero. Los que se encontraron con él dicen que posee una fuerza extraordinaria. Ahora, y si el Guedé hace un silbido poco armonioso cuando ronda por las calles cerca de los cementerios, hay que huir, sobre todo si uno es mujer, pues es señal de que el vampiro busca una amante...

Jararacas

Es un vampiro brasileño que se manifiesta como serpiente, alimentándose de la leche de las mujeres: sustituye al niño en el seno, muerde el pecho de la madre, y le clava la cola al niño en la boca, drenando sangre con la cola, y leche y sangre con la boca...

Lobishomen

Es un vampiro portugués y brasileño, cuyas víctimas son principalmente mujeres. Solo toma pequeñas dosis de sangre de la víctima, sin llegar a matarla, pero si la víctima es femenina, suele dejarle de por vida tendencias ninfómanas.

El aspecto del lobisomem es el de un humanoide de dos metros y pico, con cara de mono malo, barbado y calvo, con los dientes negros, una ligera joroba y los pies enormes y llenos de pelo, para que le funcionen como zapatillas gigantes y así ande sigilosamente, tomando desprevenidas a las presas.

Loogaroo (sukuya)

vampiros-america5Vinculado al mito del hombre lobo y originario del folclore haitiano y de Trinidad y Tobago, el loogaroo surgió cuando los esclavos africanos asimilaron, en su vampirología, elementos de la demonología francesa. En este contexto de sincretismo, el loogaroo o "sukuya" es una mujer que, tras pactar con el Diablo, debe darle culto cada noche, arrancándose la piel y adoptando su aspecto vampírico, tras lo cual guardará la piel en un árbol oculto, y procederá a buscar sangre en forma incorporea, como una bola de fuego capaz de entrar en cualquier recinto. Una vez que encuentre víctima, si le drena mucha sangre, la matará y la hará renacer convertida en sukuya, o simplemente la matará y tomará su piel.

Para destruir a la sukuya, se debe encontrar dónde tiene guardada su piel, y colocar mucha sal en ésta para que no pueda volvérsela a poner, o bien se pueden colocar muchísimos granos de cereal en nuestra puerta, a fin de que la vampira se quede contando los granos (dicen que no puede evitarlo) hasta que el sol la sorprenda y la aniquile.

Pata Sola

vampiros-america6

La Pata Sola es parte del folclore de Sudamérica que habla de mujeres monstruos que viven en la selva, y que se aparecen a cazadores y hacheros cuando éstos están pensando en mujeres.

De rostro hermoso y actitud seductora, esta vampira tiene su lado horrendo pues posee una sola pierna, dura como tronco de árbol y terminada en una pezuña con garra de oso. Con un solo seno en el pecho y los brazos largos y terminados en manos repletas de garras, esta aterradora mujer de cabellera revuelta, ojos de tigresa y colmillos enormes, devorará la carne y beberá la sangre de los incautos que se le acerquen...

La Pata Sola es principalmente propia del folclore colombiano, y es casi equivalente a la Sayona de Venezuela, la Tunda y la Madre Monte, últimas dos que también son de Colombia y, al igual que la Pata Sola y la Sayona, son en cierta forma protectoras de la Naturaleza, por lo que acabarán con cualquiera que atente contra la fauna o flora y se tope en su camino...

Por último, en Colombia se cree que la Pata Sola se origina a partir de una mujer hermosa que fue infiel a su marido y éste, para castigarla, le cortó una pierna, sin saber que después renacería como horrenda vampira...

Piuchén

vampiros-america7Propia del folclore chileno de los indios mapuches, esta criatura vampírica tiene forma de serpiente alada, con alas que le permiten volar cuando ha alcanzado la madurez. Su hogar son los bosques y posee gran longevidad, transformándose en un gran pájaro (de tamaño de gallo o pavo real según el caso) cuando llega a la vejez, y ostentando un gran apetito de sangre tanto de joven como de vieja. Según cuentan, su fuerza es tan grande que puede derribar enormes árboles, y en Chiloé creen que puede causar olas con sus alas, haciendo naufragar embarcaciones.

Casi siempre la piuchén se alimentará de sangre, pero en épocas de mucho calor pasará adherida a troncos de árboles, mas siempre se la podrá localizar porque dicen que deja un excremento rojo cerca de donde vive, además de que emite estridentes sílbidos. En cuanto a su hábitat, este ser vive cerca de lagos y ríos, y produce una sustancia irritante que erupciona la piel y que puede ser transportada por el aire y el agua.

Las leyendas dicen que, quien ven a la piuchén, quedan paralizados por su mirada y entonces son vampirizados, pues la piuchén les drena la sangre, hasta matarlos o hacerlos volver pálidos y flacos a casa. Sin embargo la piuchén rara vez ataca a personas, generalmente prefiere succionar la sangre de los animales (por eso la culpan cuando el ganado enflaquece inexplicablemente), excepto de los animales blancos...

Tlaciques

Son brujas-vampiras propias del folclore de los indios Nahuatl de México, y chupan sangre inadvertidamente, y tras haber asumido su aspecto de pavo o bola de fuego...

 

FUENTES: 1 - 2 - 3 - 4 - 5 - 6 - 7 - 8 - 9 - 10 - 11 - 12 - 13

Publicidad

Últimas Historias Publicadas

El horno maldito

Esta historia ocurrió en un barrio de Santa Fé capital, más exactamente en una escuela. Estaba entrando al salón de clases cuando alguien mencionó:

¿Dónde esta Gustavo?

Germán

Hola mi nombre es Antonio Cruzaley vivo en la ciudad de Mexicali B.C México lo que me pasó a mi tal vez sea difícil de creer, ya que la mayoría de la gente no cree en esta clase de cosas, por eso es que busqué esta página para poder desahogarme. Espero que les guste mi historia y espero que a ni uno de los lectores le suceda.

Blufreak

Sus ojos eran enormes y vacíos carentes de alma
Su sonrisa gigante casi dolorosa y aquel sonido desgarrador
De aquel hacha cortando la piel de aquella pobre víctima.

Demonio por Xanath Angeles

Siempre me había preguntado que había en el último piso de mi edificio, mas nunca me atrevía a subir.

Una madrugada mientras todos dormían yo no paraba de escuchar pisadas en el piso de arriba lo cual era raro ya que ese piso estaba deshabitado. La curiosidad no me dejaba dormir así que sin dudar me levanté, salí de mi casa y subí las escaleras. Se escuchaba la lluvia caer y el viento soplar.

Los ojos de la muerte (Capítulo 1)

Cristina Argibay Oujo nos envía este primer capítulo de su novela con formato blog titulada "Los ojos de la muerte". Cada sábado publica un nuevo capítulo así que si os gusta no dudéis en visitar su blog.

Otras Webs Recomendadas

porno film porno film porno film turkce porno beylikduzu escort escort beylikduzu escort beylikduzu escort bayan porno izle porno film porno film turkce porno porno izle porno film klima servisi