portada-vampira-induLos vampiros más horrendos del mundo

Asia no tiene tantos vampiros como Europa, pero en cambio cuenta con los más aterradores, tales como el penanggalam de Indonesia, cuyo aspecto es el de una fiera cabeza femenina que surca los aires con apenas la columna vertebral y los intestinos, que flotan y brillan por las noches en que sale a cazar sus víctimas; o el polong, que se origina cuando se meten los pedazos de carne de alguien asesinado en una botella, manteniéndolos allí hasta dos semanas tras las cuales se realizan hechizos y se conjura a un demonio...

Algul:

Es un vampiro árabe cuya forma tradicional es la de un demonio femenino que se alimenta de bebés muertos.

Aswang:

aswangOriginario de Filipinas, se cree que de día el vampiro tiene el aspecto de una hermosa mujer, pero de noche se convierte en un demonio alado. Durante el día puede llevar una vida normal y pasar desapercibido, pero en la noche es guiado por aves hacia las casas de sus víctimas. Se alimenta exclusivamente de sangre, y prefiere la de los niños. Cuando esta criatura ha terminado de alimentarse, su vientre se abulta tanto que parece embarazada. Según cuentan, tiene el poder de traer la muerte a alguien con solo lamer su sombra...

Baital:

baitalViene de la India, y su forma natural es la de un ser mitad hombre y mitad murciélago, con apenas medio metro de estatura. Lo interesante es que el baital está dentro de los "vampiros sagrados"; pues en realidad, aunque asuma una grotesca forma material, es un poderoso espíritu del inframundo (con capacidad para poseer humanos), cuyas representaciones lo pintan como bebiendo enormes cálices de sangre humana, o comiendo la carne y bebiendo la sangre de algún cadáver...

Según las leyendas, basta con verlo en todo su demoníaco esplendor para morir de inmediato, o basta con escuchar su voz o sentir su aliento para enloquecer o enfermar terriblemente. Sin embargo hay forma de matarlo; pues, si bien es un espíritu, para asumir su temible forma se materializa, y cuentan que, tras alimentarse, permanece colgado de alguna rama, entre una hora y una semana, digiriendo y sobre todo preparándose para desmaterializarse y volver al mundo espiritual. Es en ese lapso cuando un guerrero valeroso debe ir y enfrentarlo.

Bajang:

bajang

Este vampiro malayo, de género masculino siempre, suele aparecer como gato o como niño de aspecto amenazador. Curiosamente, este vampiro puede esclavizarse y mantenerse en un tabong (un tipo de recipiente de bambú), siempre que el tabong cuente con el poder de una serie de encantamientos. Lo único necesario es alimentarlo con huevos, o se revelará. Tenerlo en sumisión puede ser muy útil, pues se le puede enviar a atacar enemigos, a los cuales suele matar con extrañas enfermedades. Las tradiciones cuentan que el bajang proviene del cuerpo de un recién nacido cuya alma fue separada por determinados encantamientos, así mismo, refieren que, de acariciar a un bajang en su forma de gato, éste se transformará en un niño y chupará la sangre de quien lo acarició.

Bhuta:

bhuta

Viene de la India y, según refieren las tradiciones, cualquiera que se haya suicidado, haya sido asesinado, haya sufrido algún trastorno mental, discapacidad o desfiguración física, puede transformarse en bhuta al morir...

La forma que entonces tendrá será la de una bola de luz o una figura brumosa, siempre sin sombra. También podrá transformarse en búho o en murciélago, y poseer un cuerpo inanimado para emplearlo como vehículo a través del cual atacar a algún ser vivo, a fin de beber su sangre y tomar su carne. Sin embargo, el bhuta no es muy peligroso porque generalmente prefiere alimentarse de cadáveres, y cuando ataca seres vivos, casi nunca son humanos. Pero si el miedo persiste, es posible asegurarse dándole alguna ofrenda o dejándole algún cadáver para que se alimente. Lo que sí hay que advertir es lo siguiente: si alguna vez veis un animal o, peor aún, una persona sin sombra, debéis correr a toda prisa...

Brahamaparush:

brahmaparushPerteneciente al folclore de la India, este perverso vampiro adora consumir seres humanos. Bebé la sangre de la víctima de forma muy sádica, clavándole los colmillos en el cráneo, chupándole la sangre por esas hendiduras, succionando después el cerebro, y finalmente sacándole los intestinos para envolverle en éstos y realizar una danza ritual, cosa esta última que solo hace con su víctima más reciente de todas las que tiene que matar para satisfacer su apetito.

No se sabe bien cómo surge un brahmaparush, pero se piensa que son una clase de demonios y, si bien en esencia son espíritus, toman posesión de cuerpos humanos para efectuar sus perversas actividades vampirescas. Quizá, tal y como se ha especulado, el brahmaparush se origina con el espíritu de una persona que, de vida en vida dentro del proceso de reencarnación, se ha degradado tanto que ya no puede encarnarse en una persona, teniendo por ello que convertirse en demonio.

Cordewa:

Esta particular vampiresa es un tipo de bruja originaria del folclore de los Oraons (un grupo de aborígenes dispersos en varios estados del centro y sur de la India). Se cree que puede convertirse en un gato-vampiro que, si lame los labios de una persona, le causa la muerte en poco tiempo.

Churel:

El churel se origina a partir de mujeres que han muerto en el parto, el embarazo, la menstruación, o simplemente en un estado de impureza ritual. Particularmente, suelen aparecer cuando una mujer embarazada muere en los cinco días del festival de Gujarat.

Su aspecto es horrendo: tienen los senos caídos y largos, el pelo sucio y despeinado, los pies invertidos, están semidesnudas o desnudas, tienen una panza desagradable, las manos ásperas y con garras, el vello púbico excesivo y mugroso, la lengua negra y anormalmente larga, los labios gruesos y secos o ausencia de boca... Otras veces, pueden tener caras de cerdo con filosos colmillos, o simplemente el aspecto antes dicho pero con colmillos adicionados. No obstante, los anteriores son sus formas naturales; pues, para seducir a sus presas masculinas, toman la forma de una hermosa y joven mujer, con la cabeza cubierta y una linterna que hechiza.

En cuanto a sus víctimas, quedó implícito que son hombres, pero hay que señalar que empiezan siempre con su propia familia, tomando al hombre más joven primero. A cada uno de los hombres que cace, le drenará la fuerza vital y la sangre, y lo transformará en un hombre de cuerpo y espíritu envejecidos... Pero los ataques no se detendrán cuando ya no hayan hombres que victimizar en su familia, pues posteriormente irá a seducir y acabar hombres jóvenes de otras familias; teniendo, además, a los viajeros solitarios como presas favoritas.

Danag:

El Danag es un vampiro filipino ligado al relato mitológico, ya que se cree que es responsable de plantar el ´taro´ las islas filipinas. También se cree que los danag trabajaron con los seres humanos por muchas décadas, pero la colaboración terminó cuando un día una mujer le cortó un dedo a un danag, éste succionó la herida, sintió un placer que nunca antes había sentido, y entonces se descontroló y le drenó toda la sangre del cuerpo...

Estrie:

En su primera versión es una vampiresa del folclore hebreo, que a pesar de ser un "espíritu" se alimenta de sangre, prefiriendo la de los niños, pero aceptando la de cualquier forma viviente (que tenga sangre) cuando el hambre apremia.

Gayal:

El gayal, propio de la India, se origina cuando el entierro de alguien es indebidamente efectuado. Entonces surge el gayal, y toma venganza de sus hijos y familiares cercanos.

Jigarkhwar:

Originaria de cierta región de la India, es una bruja-vampiresa que se alimenta del hígado de sus víctimas, extrayéndoselo con una combinación de encantamientos y poderosa mirada fija. Una vez extraído el órgano, la víctima muere y la bruja-vampiresa se lo lleva a casa para cocinarlo y saborearlo...

Kasha:

El kasha viene del folclore japonés, y es un vampiro que se alimenta de los cadáveres enterrados en los cementerios, o de los cuerpos que van a ser sometidos a cremación, no dejando nada para cremar...

Kuang-shi:

kuang-shi

Este vampiro chino surge cuando un cadáver recién enterrado es poseído por un espíritu demoníaco. El aspecto que tiene es realmente escalofriante, y su poder va incrementándose conforme pasan los años, contando desde el comienzo con la capacidad de volar, pudiendo así elegir sus víctimas cuál águila predadora...

Langsuir:

Esta vampiresa malaya se origina cuando una mujer muere a causa de la muerte de uno de sus hijos, sea directamente a través de un shock, o indirectamente por enfermarse a causa del suceso. Su aspecto es el de una mujer bella, con largas uñas filosas y una cabellera larga y negra que oculta la parte posterior de su cuello, en la cual tiene una especie de boca para chupar la sangre de sus víctimas. Alternativamente, puede transformarse en un ave nocturna de largas garras,

El alimento de la langsuir, concordantemente con su condición de madre dolida, es la sangre de los recién nacidos, que no chupa con su boca normal sino con la que tiene en la nuca... No obstante se la puede detener y, si se cortan sus uñas y cabello metiéndolos en un agujero, la langsuir volverá a ser una mujer normal y vivirá así por años hasta que un día se vuelva otra vez fantasma, alce el vuelo y desaparezca.

Masan:

masanDifícil es encontrar un tipo de vampiro tan excéntrico e irracional como el masan de la India, popularmente conocido entre los occidentales como "el vampiro del bullying", ya que todo masan ha surgido de un joven que murió prematuramente y en vida fue un gran abusador, un violento y hostigoso practicante del bullying. Es por quienes fueron en vida que los masan, siendo espíritus desencarnados, no renuncian a su adicción al hostigamiento, y les encanta atormentar a niños y jóvenes, por largos periodos en que, sin tener que abandonar su invisibilidad, les muerden y drenan (de una forma extraña, difícil de percibir a veces) la sangre hasta dejarlos medio verdosos, después enrojecidos y finalmente muertos...

En algunas regiones de la India creen que la sombra del masan puede matar, pero esta creencia no es tan extendida como aquella según la cual el masan, a más de cargarse con jóvenes y niños, elige como víctimas a quienes viven en casas donde se usan demasiadas velas para la iluminación, comenzando por quien prende las velas y siguiendo, si es que los hay, por quienes tienen el hábito de limpiarse la cera de las velas en la ropa. Curiosamente el masan solo hace estas cacerías en barrios pobres, quizá porque, en el elitista sistema religioso hindú, los ricos suelen ser considerados como espiritualmente evolucionados pues supuestamente su riqueza es un premio al buen karma originado por las acciones virtuosas, de modo que el masan, en lo mal portado que es, parecería respetar en algo a los que tienen buena casta. En todo caso es indiscutible su actitud excéntrica; pues, a más de lo anterior, dicen que un masan no se resiste a torturar a una mujer que, por arrastrar los pies, hace sonar las sandalias cuando camina. Afortunadamente, se cree que cualquiera puede liberarse de un masan si consigue un volumen de sal que pese tanto como pesaba el masan cuando estaba vivo, cosa curiosa si tenemos en cuenta que la creencia se originó en un periodo histórico en que solo un rico habría tenido dinero para tal cosa, siendo esta otra razón por la cual se ha dicho que el masan está ligado a la violencia y a la pobreza...

Masani:

Viene de la India, y es una vampiresa que surge del "espíritu de la tierra de las tumbas". Por eso su color es negro, y caza en la noche, despertando para matar en el momento en que alguien ora al difunto de la tumba en que ella vive, o simplemente cuando alguien pasa demasiado cerca o encima de su tumba.

Pacu Pati:

Este vampiro hindú ostenta el título de "Señor de La Grey". Adora aparecerse de noche, en los cementerios y sobre todo en lugares donde se ha ejecutado gente, y su importancia es enorme, ya que es el líder de los vampiros, fantasmas malévolos, ghouls y todos los tipos de come carne y bebe sangre. En otras palabras, dentro del folclore hindú, Pacu Pati es el gran jefe de todas las clases de alimañas vinculadas a la faceta oscura del más allá.

Pelesit:

Es un vampiro malayo, aparentemente con naturaleza de espíritu, ya que su forma de matar es invadiendo el cuerpo de la víctima para poseerla, hacerla delirar, enfermar y expirar...

Penanggalam:

penanggalam

Esta horrenda vampiresa malaya se origina sobre todo a partir de mujeres que practicaron la magia negra o sufrieron una poderos y terrible maldición. La penangalan vuela por las noches solamente con su cabeza, su cuello, su vértebra y sus intestinos (brillantes como luciérnagas) colgando debajo. Su alimento casi siempre consta de niños o mujeres embarazadas, y en el día pasa desapercibida pues supuestamente asume la forma de una bella mujer y vive como persona normal.

Pisacha:

Estos son un tipo de demonios-vampiro, originarios de la India. Su rostro es de fiero aspecto: con los ojos rojos, hinchados, saltones y venosos. Su alimento es la carne y la sangre, generalmente de cadáveres o de cuerpos que van a cremar y que el pisacha devora antes de la cremación...

Ciertas leyendas dicen que el pisacha fue creado por el mismo Brahma, mientras que otra tradición dice que fueron hijos de Krodha, cosa que tiene doble sentido: 1) fueron engendrados por una dedidad llamada Krodha, 2) como "krodha" significa ira, quiere decir que la ira es el principal atributo de estos demonios y que, quizá, en el ciclo de reencarnaciones las almas iracundas pueden terminar transformándose en pisachas.

Se sabe que un ser humano no puede transformarse en pisacha a causa de ser mordido por uno de ellos, pero sí que puede ser poseído por un pisacha; y es que, es de este modo, a través de la posesión de personas y animales, que el demonio pisacha hace las veces de vampiro y devorador de carne. Pero también puede matar si se manifiesta en su forma natural, pues una vez que alguien le haya visto en ese estado, tendrá solo nueve meses de vida antes de que la inexorable muerte lo visite. Afortunadamente, todo ese poder no hace invulnerable al pisacha, ya que una posesión puede revertirse con mantras determinados, y también alguien, a través de los mantras, es capaz de protegerse si un pisacha lo intenta atacar. De todas formas el pisacha no es completamente malvado, puesto que a veces, si se lo intenta abordar de forma respetuosa, puede incluso sanar enfermedades.

Polong:

polong

Perteneciente al folclore malayo, este vampiro es uno de los más siniestros que puedan existir, ya que se origina cuando, en la práctica de la magia negra, alguien embotella trozos de un hombre asesinado, y los mantiene allí por una o dos semanas, tras las cuales, con la mediación de determinados encantamientos y hechizos, invoca a un espíritu demoníaco... Entonces comenzará a escuchar un llantito que sale de la botella con trozos de carne: es el demonio, que ha respondido a la invocación, y que el hechicero controlará al cortarse sangre de un dedo y, a través de un biberón, irle dándosela poquito a poquito...

Cuentan que ese demonio tiene el aspecto de una bola de fuego y que puede volar, que se sabe de su presencia en la botella porque inexplicablemente se oyen cantos de aves cerca, y que ese demonio podrá ejecutar órdenes tan perversas como ir a atacar a alguien, chupándole la sangre o dejándole moretones y sangre en la boca. Peor aún, incluso el polong puede ser usado por el hechicero para poseer a alguien y después cobrar para desposeerlo, simplemente dándole al polong la orden de abandonar el cuerpo del poseso. Aunque eso sí: el polong se alimenta de la sangre del dedo del hechicero (por eso es vampiro) y, si éste deja de dársela, el polong se revelará y probablemente le hará daño.

Utukku:

Es un espíritu vampírico originario de Babilonia, visto a veces como un demonio. En el primer caso, se piensa que puede ser el espíritu de un difunto reciente que ha vuelto de la tumba por una razón desconocida.

FUENTES: 1 - 2 - 3 - 4 - 5 - 6 - 7 - 8 - 9

 

Publicidad

Últimas Historias Publicadas

El horno maldito

Esta historia ocurrió en un barrio de Santa Fé capital, más exactamente en una escuela. Estaba entrando al salón de clases cuando alguien mencionó:

¿Dónde esta Gustavo?

Germán

Hola mi nombre es Antonio Cruzaley vivo en la ciudad de Mexicali B.C México lo que me pasó a mi tal vez sea difícil de creer, ya que la mayoría de la gente no cree en esta clase de cosas, por eso es que busqué esta página para poder desahogarme. Espero que les guste mi historia y espero que a ni uno de los lectores le suceda.

Blufreak

Sus ojos eran enormes y vacíos carentes de alma
Su sonrisa gigante casi dolorosa y aquel sonido desgarrador
De aquel hacha cortando la piel de aquella pobre víctima.

Demonio por Xanath Angeles

Siempre me había preguntado que había en el último piso de mi edificio, mas nunca me atrevía a subir.

Una madrugada mientras todos dormían yo no paraba de escuchar pisadas en el piso de arriba lo cual era raro ya que ese piso estaba deshabitado. La curiosidad no me dejaba dormir así que sin dudar me levanté, salí de mi casa y subí las escaleras. Se escuchaba la lluvia caer y el viento soplar.

Los ojos de la muerte (Capítulo 1)

Cristina Argibay Oujo nos envía este primer capítulo de su novela con formato blog titulada "Los ojos de la muerte". Cada sábado publica un nuevo capítulo así que si os gusta no dudéis en visitar su blog.

Otras Webs Recomendadas

porno film porno film porno film turkce porno beylikduzu escort escort beylikduzu escort beylikduzu escort bayan porno izle porno film porno film turkce porno porno izle porno film klima servisi