Home  //  Historias

Historias de Miedo

Historias, Relatos, Cuentos y leyendas de terror que te harán pasar miedo.

Debo despertar a media noche para descubrirlo me levanto; recorro despacio el pasillo a oscuras pues con el tiempo he comprendido que vive en lo oscuro; subo la escalera despacio, intentando no hacer ruido y en el segundo piso, me detengo en medio del pasillo con el ritmo cardiaco acelerado.

Actualmente vivo con mi novio David en nuestra pequeña pero espaciosa casa alejada de la urbanización. Él trabaja de empresario en una sede de edificios bastante lejos de donde nosotros vivimos, pero no nos importa, porque le pagan muy bien.

Cuando era niña nos llevaron a un museo. Estábamos todos cogidos de la mano, todo iba perfectamente bien. Yo solo tenía unos siete años o quizás menos. Íbamos a salir del museo, cuando vi en las afueras, apoyada a la pared a una anciana. Era evidentemente una vagabunda, su cabello estaba enmarañado y gris, sus ojos sobresalían entre su gris rostro por el polvo y la suciedad. Sus ropas eran harapos igual de mugrientos.

Corrían los años 30 del siglo pasado y España vivía una época de continuas revueltas, la situación en el país era insoportable, estando a punto de estallar la Guerra Civil la mayor parte del país vivía... bueno más bien sobrevivía como podía. Había mucha pobreza y la gente estaba dispuesta a hacer lo que fuera por llevarse un trozo de pan a la boca. Es en esa convulsa época donde empieza esta historia.

Fue una tarde de Otoño, mientras hablaba con unos amigos en un parque cercano cuando hoy hablar de él, del Caminante Silencioso. Decían que era un ente que camina entre nosotros, pero que tu nunca te percatabas de su presencia, nadie sabia el porqué, entonces fue cuando uno de mis amigos, aficionado al mundo de lo paranormal dijo: Yo se la historia, quieren oirla?.

Son las 3 de la mañana... No consigo conciliar el sueño. No sé que me pasa desde esta tarde, la cabeza no para de darme vueltas, y de vez en cuando todo se vuelve oscuro, mi corazón se acelera estrepitosamente y no puedo dejar de temblar.

En la oscuridad de la noche, lo único que escucharás serán tus gritos...relato narrado por María Rosa. Fatigada por los labores del hogar, junto con mi marido y mi hijo recién nacido, entramos al dormitorio dispuestos a dormir. Antes de apagar la luz, alimenté con el biberón al niño y enseguida lo coloqué en su cuna. Suspiré y me acosté sobre la cama. Soy una persona con el sueño muy ligero, cualquier ruido me depierta. Estaba dormida, cuando intempestivamente escuché los alaridos de mi esposo.

Elena entrecerró los párpados durante un segundo y volvió a abrirlos de nuevo. Posó la vista sobre el reloj y vio que eran ya casi las cuatro de la madrugada. La penumbra en que estaba sumida su habitación era rota por la lamparilla de mesa, que proyectaba su halo de luz blanca sobre la mesa en la que Elena había pasado la noche estudiando.

 

"De las miserias suele ser alivio una compañía."
(Miguel de Cervantes Saavedra.)

A ojos de quien ojease el horizonte a la espera de un renovado sol, el hombre que se mantenía en el borde del acantilado bien parecía una figura pétrea, una suerte de ídolo anclado en ese lugar para velar por los marineros que se aventurasen en las traicioneras aguas de este mar.

Estaba sentado en mi silla, había regresado de trabajar muy duro, a las 10:00 pm me acosté, necesitaba descansar, de pronto todo quedó en silencio; no había ruido alguno, todo estaba sereno, tranquilo ... una luz a lo lejos se asomaba hacia mi puerta, alguien tocó...

Una noche mientras dormía me ocurrió algo increíble. Llevaría un par de horas dormido cuando sentí una carga encima de mí, como si algo me aplastase contra la cama, intenté despertarme pero no podía, cosa extraña ya que tengo el sueño ligero y casi cualquier cosa me despierta fácilmente.

23 de mayo de 1999.

Hoy ha sido un día bastante malo. Me he caído encima de un plato de macarrones y me he manchado entero, he suspendido el examen de tecnología, se me a caído la bandeja de comida en cima del profesor de guardia, y estado toda la última hora escribiendo,y eso que ya tengo 16 años.

Fue en una noche oscura y gris, cuando el viejo Raúl decidió dar sepultura a aquel joven, muerto en extrañas circunstancias. El frío era cada vez mas intenso, y la niebla se adueñaba del pequeño cementerio del norte de Portugal.

El espíritu de un niño molesta y agrede de forma esporádica a los habitantes de un pueblo. "Cuando ocurren cosas, normalmente es a una persona o un grupo de personas compartiendo la misma experiencia, pero esto que voy a contar sucede en un pueblo, y ocurre a todos sus habitantes, los cuales ya están acostumbrados... Pero yo, como visitante, y mis primas, hemos vivido unas experiencias que a la gente de allí les parecen "normales".

Valeria era una excéntrica joven, que no creía en lo paranormal. En clase, un grupo de jóvenes que si creían en eso, estaban hablando sobre temas de fantasmas y todo eso. Valeria los miraba por encima del hombro;como si fueran bichos raros. Una chica del grupo se percató de la mirada de asco de Valeria, y se acercó a ella.

Otras Webs Recomendadas

porno film porno film porno film turkce porno beylikduzu escort escort beylikduzu escort beylikduzu escort bayan porno izle porno film porno film turkce porno porno izle porno film klima servisi