Home  //  Historias  //  Relatos Oscuros

Relatos Oscuros

Relatos góticos, pensamientos decadente y otros tipos de escritos en los que impera la tristeza, el dolor, etc.

Estaba sentado junto a papá cuando el payaso resbaló de la cuerda floja y cayó súbitamente contra el suelo, cerca del estanque. El crujir de los huesos, el grito desgarrador que lanzó, más el charco escarlata que brotó del piso alrededor de su cabeza notablemente ladeada, me hizo estremecer.

Nos acercamos todo lo que podemos a ella, tiene que morir por que así lo hemos decidido. Esta sentada en la parada de autobús leyendo un libro de gran tamaño, no lo podrá terminar, nosotros se lo impediremos.

Era una tarde tranquila sin nada que alterase la vida normal de la rutina diaria, cuando, ante las puertas de la muerte, estaba tendida en cama la mas hermosa mujer que mi memoria recuerde, azotada por la fiebre y cegada por los delirios de las pesadillas, y así, agónica y sufriendo

Escuchó un ruido, y sabía perfectamente que no habría nada de extraño ni sobrenatural en la casa. Pero aquella noche estaba especialmente susceptible. Todo a causa del susto que antes de entrar a su casa se llevase: un camión de basuras hizo tronar su bocina avisándolo de su descuido, el mismo que casi provoca su atropello junto a un contenedor.

La gente se paseaba tranquilamente por la feria. Escudriñando los tenderetes,
observando las atracciones. Los más pequeños disfrutaban con ellas, y los no tan
pequeños también.

La nieve caía sobre la aldea de Stronggear, las campanas de la iglesia tañían inquietantes llamando a los habitantes del pequeño pueblo a reunirse en la plaza en la que se llevaban a cabo las penas a los delincuentes, vándalos y asesinos que merecían el ahorcamiento.

Estaba muy oscuro, pero mis ojos ya estaban acostumbrados a esa oscuridad, así que no me fue difícil ver a mi oponente avanzar hacia mí. Quienquiera que este fuese,
sus ojos aún no se habían adaptado a la penumbra, y eso fue lo que me salvó, ya que su arma pasó muy cerca de mi cara.

Cuando sucedió esto, la amable Samantha Prat, contaría tan solo con 9 años. Su padre era español, de Barcelona, y su madre, era de Japón, aún que se habían conocido en Francia. La familia Prat se mudó al pueblo en 1989. Sam solo tenía 3 años.

Miró hacia abajo y le temblaron las piernas. Aun no podía creer que realmente lo estuviera haciendo. Pero era cierto. Allí estaba ella en el bordillo de una azotea de un edificio de 50 plantas.

Empezaron las vacaciones de verano, día tras día espero junto al teléfono una llamada que me haga salir de mi jaula en la que estoy atrapada, una voz que me haga sentir querida, un aliento de vida.Pero esperando sola entre la oscuridad mi única ventana y salida hacia el exterior es la pantalla de mi ordenador.

Como siempre, Julia sólo pulsó el botón de parada del vídeo cuando desaparecieron los últimos títulos de crédito de la película y la niebla se apoderó de la pantalla. Una vaga inquietud comenzó a apoderarse de ella. No tendría que haber visto una película de terror a horas tan tardías.

Cuando era pequeño vivía solo, rodeado de mis padres y familia, pero solo. Nadie entendía lo que pasaba en mí, a nadie le importaba, solo a mí, así que yo y mi imaginación hicimos un pacto, una tregua de hermandad aislada de todo lo que nos rodeaba, de las sonrisas, de las lágrimas, de los cantos, del ruido y del mundo.

Frío recuerdo.....frío fue lo que sentí. Cuando el doctor me dijo lo siento mucho señor, pero su hija Alba morirá...no hay nada que podamos hacer. En ese momento odié la vida, odié a Dios...odié todo lo que me rodeaba Todo lo que vivía...mi hija, lo único que de verdad he amado se iría de mi Producto de una enfermedad.

-Eh Venga, tíos, que se nos hace tarde.- Advirtió Robert a sus compañeros.- Bajad de una vez.
Acababa de amanecer, pero Robert, al igual que sus tres mejores amigos, llevaba ya varias horas despierto. Por fin podrían disfrutar de unas merecidas vacaciones, tras un año duro en la universidad.

Hace unos días venía de la playa con unos amigos. Por la noche, como de costumbre, me conecté al mail para enviar unos mensajes. Al entrar, en mi bandeja de entrada había un mensaje nuevo, un mensaje de alguien desconocido, decía:

Otras Webs Recomendadas

porno film porno film porno film turkce porno beylikduzu escort escort beylikduzu escort beylikduzu escort bayan porno izle porno film porno film turkce porno porno izle porno film klima servisi