Home  //  Historias  //  Relatos Oscuros

Relatos Oscuros

Relatos góticos, pensamientos decadente y otros tipos de escritos en los que impera la tristeza, el dolor, etc.

Hansel y Gretel fueron abandonados por sus padres en un área de servicio cerrada. Allí les esperaba una vieja rica y repugnante. El padre recogió un maletín con dinero y la vieja se llevó a los críos. Los padres eran unos yonquies que necesitaban pasta para sus aficiones químicas, y como para una pareja así un par de renacuajos no es más que una molestia, se dejaron aconsejar por su camello: un tipo que conocía a alguien que les solucionaría el problema, al menos a él en lo referente a las deudas de los padres de Hansel y Gretel.

Todos hemos escuchado alguna vez, ante determinadas situaciones estresantes, una voz interior que susurra un sibilante consejo para superar airosamente el problema circunstancial que encaramos; aceptamos la sugerencia como si de una ley se tratara, y nos olvidamos automáticamente de ella una vez superada la encrucijada coyuntural.

Suena el despertador y los rayos de sol penetran en mi habitación, me duele todo el cuerpo, ni me acuerdo que me paso ayer. Toca levantarse como cada mañana a partirse la espalda bajo el calor veraniego, siempre me pregunto ¿Por qué no estudiaría? Cada día trabajar como albañil te destroza poco a poco.

Eran aproximadamente las cinco de la mañana cuando escuche un leve toque en mi puerta, me levante de la cama y me dirigi a abrir, abri y nada, no habia nadie, al entrar en mi cuarto volvi a escuchar los golpes, molesta volvi a abrir la puerta y de nuevo no habia nadie, solo un frio viento que se colaba en mi casa.

No sabría como caratular este manuscrito, ¿acaso es una nota? ¿Un diario o libro íntimo? No lo se, pero lo que si se es que todo esto corresponde a los espeluznantes sucesos ocurridos recientemente en mi vida.

Susana se despertó cubierta de agua. Notaba el tacto duro del asfalto contra su mejilla. Abrió los ojos. A la vez que venía en sí parecía ir remitiendo su dolor de cabeza junto a otras molestias en el resto de su cuerpo. ¿Dónde estaba? No lo recordaba. Lo único que giraba en su cabeza eran ideas extrañas y vacías de sentido: chirridos, una pelea. Silencio.

Ese día cuando llegue al colegio, la directora me dijo que me había cambiado de clase, le pregunte cual era la nueva y me dijo:"AULA 13", esas dos palabras se me clavaron como dos espadas muy afiladas, le suplique que me cambiara pero no acepto.

ierta vez un conjunto de jóvenes se fueron de campamento a un lugar cercano a la zona "x" la cual es conocida por tener un gran gama de acontecimientos sangrientos y satánicos.

Ya ha llegado el final. No puedo calmarme. Siento que algo va a suceder, que alguien va a venir a por mí en cualquier momento. Ya no puedo ver nada a mí alrededor, mi corazón ha dejado de latir. Mi cuerpo no responde a mis deseos. Sólo quiero salir corriendo, huir lo más pronto posible.

El hecho, ocurrió en Washington, año 1957. Una joven madre, despertó una noche a su esposo para contarle una pesadilla que había tenido momentos antes. En tal horrible sueño, se vio con toda claridad como la lámpara, grande muy pesada, reliquia familiar de una época pretérita, que colgaba precisamente donde estaba la cuna con su hijita de pocos meses caía encima, matando a la criatura.

La habitación estaba sumida en una perturbadora oscuridad. El interruptor no funcionaba. Me había perdido, el puto GPS me había llevado ninguna parte. La casa parecía abandonada, lo cual me impulso a entrar en ella. Me encontraba en algún lugar alrededor de Riva di garda, un paraíso en el norte de Italia.

Corre el leñador mientras vomita la sangre negra de su terror. Detrás de el lo persiguen sus pecados, que se transformaron en demonios rojos de uñas largas con dientes amarillos y sonrisas de muerte. Pecados de muerte, de asesinatos que un buen día decidieron cobrar su pecadora alma.

El baile de disfraces del 7 de Septiembre se desarrollaba con normalidad en el país de la soledad, una lágrima resbaló por mi mejilla sin que yo recuerde el por qué. Pero había alguien que no se encontraba mezclado con toda esa gente, había alguien que tan solo miraba alejado el baile... Ese alguien era yo.

El sol apareció en el cercano horizonte, no se porque pero... siempre el horizonte me pareció cercano, al contrario de lo que es común en las otras personas, que al escuchar horizonte piensan en una lejanía, pero resulta que para mi esa lejanía es bastante cercana.

Había preparado la última inyección de heroína cuando sonó el teléfono. Tenía por costumbre dejar que la contestadora hiciera su función, por lo que ni siquiera se inmutó. No deseaba entablar conversación alguna, su objetivo esa noche era abandonar este podrido mundo, no ver más las podridas imágenes de una humanidad putrefacta.

Otras Webs Recomendadas

porno film porno film porno film turkce porno beylikduzu escort escort beylikduzu escort beylikduzu escort bayan porno izle porno film porno film turkce porno porno izle porno film klima servisi