Home  //  Historias  //  Relatos Oscuros

Relatos Oscuros

Relatos góticos, pensamientos decadente y otros tipos de escritos en los que impera la tristeza, el dolor, etc.

En todos los años en los que Soledad ha vivido ahí, jamás ningún niño se ha acercado, ni siquiera gente grande; pero eso a ella no le interesa. Su único deseo es que los dulces niños crucen el funesto jardín infestado de cardos. La virginal sangre los alimentaría y harían surgir en las ramas, preciosas flores púrpura que harían delicia de los enamorados.

A veces se produce un error en el plan donde la realidad nos incluye. A veces es tan grave, que ser consciente de ello resulta un hecho extraordinario, algo para lo que nuestro cerebro no fue programado. Intentar comunicarlo es lo mismo que buscar la consideración de loco entre nuestros iguales. Yo lo sé, lo he vivido: he visto el velo rasgado y los engranajes que se ocultan detrás.

En 1864 una familia comenzó a tener lo que se pensó que eran manifestaciones demoníacas. Hoy hubiera sido puesto en duda por científicos y seguido con interés por la iglesia pero en aquella época, que tuvo una duración de cinco largos años, la vida era distinta. Tal era el ambiente que en 1867 se autorizó que se realizara un contundente exorcismo con las consiguientes complicaciones. A los críos "poseídos" se les llamó los endemoniados de Illfurt (Alsacia)

Capítulo 2

Se suele decir que la mirada es el reflejo del alma, que mediante ella podemos entrar en la psique humana y descubrir la verdadera persona que tenemos delante. Por eso mismo, cuando Claudia se observaba durante horas en el espejo, no podía evitar sentir un cierto malestar; por más que lo intentara, y por mucho que lo evitara, sus ojos se conectaban en el espejo recordándole cada día quien era por dentro.

Capítulo 1

La amargura es un sabor que se adquiere a causa del dolor, un sentimiento que araña lentamente tu garganta y oprime asfixiando tus pulmones. Elibé comprendía perfectamente el significado de la palabra ya que un terrible acontecimiento la obligó a catarla.

Despierto un poco desorientado en mi habitación, pues el hedor a putrefacción ha logrado interrumpir mi sueño, me duele la cabeza, pero algo ha cambiado, este ya no parece ser mi cómodo y acogedor apartamento, el aire esta turbio y pesado y ¡¡las paredes!! Parecen ser de carne putrefacta, emanando ese penetrante hedor a muerte, casi parecen respirar, es grotesco.

Tendría 8 años cuando me enteré que había muerto una vecina de mis padres, corriendo dejé de jugar y me fui detrás de la carroza mortuoria, todavía iba arrastrada por caballos, para mí era una fiesta, me colocaba a primera fila, junto el cadáver, me quedaba como hipnotizada, la verdad es que no había más niños a mi alrededor, la gente ya me conocía, era un pueblo pequeño casi todos estábamos emparentados, con el tiempo supe que mi vida siempre estaría relacionada con muertos.

La figura erguida de la criatura emergió arrogante en la noche primitiva. Bajo la guía de prístinas estrellas emprendió su marcha nómada y llegó hasta regiones apartadas, hiperbóreas.

A pesar de sus descomunales dimensiones, la estancia olía a putrefacción. En la oscuridad casi total, junto a uno de los rocosos muros y sobre un lecho apelmazado de restos humanos, se erigía el Señor del Mal, como un dios monstruoso exiliado de todos los panteones.

Era una chica callada, nunca hablaba y rara vez faltaba a clases. Su nombre era Miyoka, era ese uno de los motivos de su desesperacion y sus pesadillas aunque trataba de disimularlo con su seriedad y falta de expresion en el rostro. Sus compañeras le tenian cierto odio, la molestaban hasta hacerla llorar, una de las razones porque le seguian haciendo eso, les gustaba verla sufrir y no dudarian en matarla si tuvieran la oportunidad.

Desperté inhabilitado de todo recuerdo, mi mente no aclaraba lo que ocurría a mi alrededor, mis pensamientos eran fugaces y siniestros sin lograr enlazarlos, solo me observé arrumbado en un rincón de duro concreto, estaba vestido con una camisa desgarrada de color simultáneo entre anaranjado y rojo como si el reflejo del cielo cuando ocurre la puesta de sol se postrara sobre mi pecho, traía unos pantaloncillos desgastados y sucios de una tonalidad negra con la costura rasgada dejando ver algunas cicatrices en mi piel y sentía mis piernas débiles y cansadas que me impedían tomar una postura vertical, ¿Qué lugar es este?

Despertó agitado, incapaz por unos segundos de recordar donde estaba. Más desconcertante: quién era. El entorno en penumbra. Supo qué lo había despertado. Alguien aporreaba la puerta con insistencia, filtrándose la luz por debajo, lo cual le asustaba de una forma indefinible. No le gustaba cómo se veía la luz, ni el color que poseía, azulado, quizás. Temeroso de lo que pudiera encontrar, abrió la puerta.

La luna no habia asomado todavia su cabeza. Era sin embargo inminente la llegada de la noche, y yo apenas habia abandonado aquel caserón viejo y oxidado de los extrarradios de la ciudad, que en otros tiempos pudo ser el lugar vacacional de altos mandatarios pero que ahora emanaba un olor de podredumbre mezclado con el de las plantas.

"Es difícil ahora arrepentirse, bien sabido tengo que en la urdimbre del destino uno está expuesto a que los diferentes hilos de la trama sean tejidos con las acciones de cada ser humano. Pero sé también que uno no puede evitar sentirse impotente ante esa mano invisible que también coopera en el acabado del tapiz de la vida, e irremediablemente su intervención nos llevará a una fugaz felicidad, a la desdicha, o a lo inefable".

Mientras se pasaba suavemente la esponja enjabonada por los brazos, observaba como la espuma arrastraba los restos de hollín y sangre seca. Estaba tranquilo, relajado. A través de la cristalera vio como uno de los sirvientes retiraba la ropa sucia que había dejado en el suelo y depositaba otra limpia sobre el taburete.

Otras Webs Recomendadas

porno film porno film porno film turkce porno beylikduzu escort escort beylikduzu escort beylikduzu escort bayan porno izle porno film porno film turkce porno porno izle porno film klima servisi