Home  //  Historias  //  Relatos Oscuros

Relatos Oscuros

Relatos góticos, pensamientos decadente y otros tipos de escritos en los que impera la tristeza, el dolor, etc.

25 de abril del año 2185, Campo83:

El laboratorio está solo, en poco tiempo el reloj digital dará la medianoche y afuera, tras las paredes metálicas, la nieve sigue cayendo en el Campo83, un lugar desolado donde los cadáveres sepultados duermen bajo el sol sofocante del día o las estrellas lejanas y solitarias, como los pocos árboles sin hojas que todavía quedan, o como los ojos del coronel y científico Raúl Fuentes, que mira el triste paisaje al otro lado del cristal blindado, de pie y fumando uno de esos cigarrillos inofensivos con los que habrían soñado los fumadores empedernidos de principios del siglo XXI y él, nacido el año 2150 en la colonia espacial Estrella de Marte, tiene la suerte de disfrutar cada día sin miedo alguno a deteriorar su salud.

-Me da gusto que todo te haya ido bien hermano-

-Lo mismo digo...-

Caminaron iluminados por el atardecer, de repente se detuvieron frente al sitio donde alguna vez estuvo su casa, y ahora estaba el enorme vacío verde de un jardín en medio del gris concreto de una gran ciudad. Sus miradas no parpadearon un buen rato, sus expresiones eran de solemnidad.

Me despierto en un páramo desolado, de un cielo gris y apagado, tierra yerma y muerta, sin ningún rastro de vida, más que unos pastos secos. Me levanto y empiezo a caminar. No sé por qué, solo camino y camino a través de ese mundo desconocido. El sonido de miles de voces, acompañadas de una espeluznante pista, viene a mi cabeza.

Es la noche más esplendida de todas, la luna pareció agrandarse un poco e iluminaba por la ventana el piso de mi casa manchado de sangre y lágrimas que alguna vez derramé...

Todo el día he estado muy inquieto y desesperado por saber qué ocurrió ayer por la noche con mi amigo Raúl. La razón de mi inquietud se debe a que ambos entramos a una pequeña iglesia que estaba casi oculta entre las calles del centro de la ciudad. Habíamos entrado allí sin pensarlo, pues buscábamos un lugar en el cual no mojarnos con la llovizna que caía continuamente desde hace ya varios días, además, estábamos muy ebrios y la verdad poco nos importaban nuestras acciones en esos momentos.

02.30 a.m. Moisés deambulaba nervioso por su apartamento, sin saber en realidad qué era lo que quería hacer. Seguramente porque cualquier cosa que hiciera, sería la repetición de lo que ya había hecho durante las siete madrugadas anteriores. La sensación de déjá-vu era constante. Encendió el enésimo cigarrillo...

La pobreza reside en el espíritu, reza el proverbio, no en lo material. La familia Castillo comprendía perfectamente esto, y a pesar de vivir 3 personas en una habitación de 10 metros cuadrados, se sentían plenos y ricos con lo poco que tenían. Danielle, la pequeña hija de la pareja Castillo, poco a poco fue cediendo a la situación en la que se encontraba y cambió muñecas raídas y sucias por amigos imaginarios de colores y formas diversas que la divertían con juegos e historias hasta quedarse dormida.

Una nublada mañana, Juan recorría la sierra por los lugares que él aún no conocía de ésta, encontrando así una casa sola y abandonada en su camino. Por simple curiosidad, Juan entra en ella y ve que la casa está completamente vacía, por lo tanto, decide salir y continuar con su camino.

Me he despertado, pero tengo una gran jaqueca, me he dado cuenta de algo, esta no es mi habitación, es más, esta no es mi casa, de seguro me han raptado, pero ¿por qué han de raptarme?, la verdad no entiendo nada, estoy desorientado y me duele la cabeza a la vez.

Dos historias se intercalan: la del joven Link cruzando el Templo de las Sombras y la de un Link ya mayor y bastante envejecido por dentro, recordando, en medio de una conversación en un bar de un lejano pueblo, sus vivencias pasadas en el Templo de las Sombras...

Tres años después de mi nacimiento, en 1996, comenzó una extraña conducta en mí
Cada vez que me dejaban solo en mi cuarto, solía sentarme frente a un pequeño espacio de 30 centimetros de largo por 60 de ancho en un mueble, donde normalmente se guardaban zapatos o cosas así.

La figura encorvada del viejo asomó por encima de un montículo de basura y se recortó con nitidez entre la línea irregular del horizonte y el cielo gris. Había dejado atrás la zona baja del volcadero, donde un grupo de caballos y cerdos comían algunos desperdicios y unas máquinas motoniveladoras trabajaban sobre el terreno; escaló una montaña empinada y, una vez en la cúspide, descendió por un barranco acolchonado de residuos y recorrió unos trescientos metros hasta llegar al corazón del basural.

PACTO (parte 1 de 2)
EPILOGO DE CASA BARRIOS

Diego, un joven de 25 años, llevaba una vida despreocupada y totalmente egoísta, más que libertad, lo había convertido en libertinaje. Parecía no tener ningún propósito en la vida más que asistir a cuanta fiesta y discoteca fuera posible. El dinero no le era problema, tenia lo suficiente como para vivir esta y otras dos vidas mas, era uno de los herederos de la fortuna de su tío abuelo Bruno Barrios, la cual incluía una hermosa casa apodada Casa Barrios y una vieja fábrica que aun producía mucho dinero, pero el dinero producto de la venta de su parte de la fabrica le interesaba más. Esto último, sumado al dinero heredado, era una verdadera fortuna.

Eran las nueve de la tarde. Estábamos a mitad del verano, el escaparate de aquel
Telepizza en el que nos encontrábamos dejaba ver un trozo de calle urbanizada bañada por los últimos rayos de luz solar. No sé si mi acompañante se fijó en ese detalle, pero lo cierto es que poco después, el anochecer se hizo infinítamente largo.

Qué miedo da entrar a descubrir la delgada misteriosidad de las velas. Cuando cubren la estancia, es como si algo las alentara. Todo lleno de velas. Y mi cita en el aire. ¿Quién será?

Otras Webs Recomendadas

porno film porno film porno film turkce porno beylikduzu escort escort beylikduzu escort beylikduzu escort bayan porno izle porno film porno film turkce porno porno izle porno film klima servisi