Home  //  Historias  //  Historias de Halloween

Historias de Halloween

Si quieres pasar una noche terrorífica, no hay nada como contar historias, cuentos y relatos de terror durante la noche de las brujas. Sólo los más valientes son capaces de participar en ellos durante una noche donde los seres terroríficos y monstruosos de otros mundos están más cerca de nosotros que nunca. Para vosotros, los más intrépidos y curiosos hemos preparado esta sección sobre historias para la noche de halloween.

Que recuerdo tan sublime recostada en el aura de cada amanecer temblando de pasión queriendo acariciar de nuevo ese manto que jamás me permitieron mas que él!, escuchando el murmullo de aquellas aves con la brisa sobre mi cabello y el aire helado queriendo soplar a la muerte para alejar el dominio de aquel ángel que...

Hace mucho tiempo, cuando estábamos en el colegio, uno de esos días en que te aburres y no sabes que hacer, a mis compañeras y a mi, nos dio por hablar de espíritus y demás cosas a la hora del recreo, hasta que se nos ocurrió quedar por la tarde para hacer la ouija, yo ya la había hecho anteriormente con resultados que no me agradaron mucho, esa misma tarde nos dirigimos a casa de Lidia, ella tenía un local donde haríamos la sesión, allí estábamos yo, Lidia, Irene, Elena y Rocío.

Todo empezó un día en que Julia, Rubén, Javi y yo nos sentamos delante de un tablero ouija para realizar una sesión de espiritismo. El Tablero lo hicimos en una hoja de papel y como testigo utilizamos una moneda.

Esta es una historia que escuché en un programa de radio de terror que existe actualmente en la Radio en la capital de Boston, este programa pasa a las 12:00 de la noche, así que se imaginarán que es bastante tétrico escuchar por la radio historias de terror de personas a esas horas.

La esposa del señor Decker volvió de Haití. Había ido sola. Habían decidido pasar un tiempo separados para arreglar luego amistosamente el divorcio. Pero eso nada había cambiado. Se detestaban todavía un poco más que antes.

Era el año 1843, Pablo, Harry, Anna y Daniel eran cuatro amigos que vivían en un pequeño pueblo de Escocia. Una noche, estaban solos, y Daniel con la complicidad de todo el grupo apagó todas las luces y empezó a encender velas...correr cortinas...apagar la televisión...

Todo empezó un maldito día en el que mi amigo Daniel y yo teníamos ganas de hacer una sesión ouija en su casa. Cuando llegamos hicimos una tabla ouija con un papel y luego iniciamos la sesión. Hicimos la primera pregunta y sorprendentemente nos respondió, el testigo se movía muy lentamente y después se quedó quieto, lo dejamos.

Hola, el relato que les mando es real, y lo confirmo, ya que fui parte del grupo de personas que lo vivieron, espero que sea de su agrado. Todo comenzó un día en la escuela, éramos un grupo de cinco personas, a las que nos agradaba jugar la ouija.

Era una fría y oscura tarde de invierno, estaba un poco mareado. Así que decidí acostarme, no eran más de las seis, pero así lo hice. Me encontraba en una larga y oscura sala en la cual abundaban los libros de magia negra y brujería, en ese instante se me vinieron las débiles palabras de mi abuelo Mauricio antes de morir: "no lo leas", yo no le encontraba sentido a esas pocas palabras, así que decidí explorar la gran sala.

Una vez una amigo llamado Junior se reunió con otros 4 compañeros a jugar a la quija; pero esta quija estaba como juego de computadora. El espíritu que jugaba era una mujer que habiá muerto en una accidente automovilístico. Mi amigo y tres compañeros ya habían pasado y cuando el último se sentó para jugar con la computadora, la pantalla se puso roja, y hasta que no se quitó volvió a la normalidad.

Esto que os voy a contar sucedio hace aproximadamente unos 5 años. Estabamos en la casita de campo de un amigo, Eramos 8 personas. Sonia propuso realizar exorcismo, un libro abierto con una cinta roja y unas tijeras.

Mi historia comienza un día de verano, salí del colegio y por la tarde me encontré con mi hermana, decidimos ir a ver a unos amigos, cundo llegamos donde estaban ellos nos mostraron un libro que contenía cosas sobre fantasmas, en fin, decidimos encontrarnos más tarde, la hora que fijamos fue las 6:00 de la tarde en un lugar al cual llamamos la torre pues en este lugar hay una torre y queda muy lejos del pueblo.

Un día estábamos nosotros más el Víctor, alias el oso y nos dio por ir al trastero de Víctor a jugar a la ouija con su tablero que trajo del mercado negro de Colombia. Estaba todo preparado para empezar nuestra partida, pusimos todos las manos sobre la lupa.

Os contaré lo que pasó la primera vez que hice la ouija con mi prima. Fue la semana pasada, el día que me dieron las vacaciones. Por la mañana, cuando estaba preparando la maleta, me llamó mi prima, me dijo: -"Tráete un vaso pequeño"- yo le dije que para qué lo quería y me dijo: -Para hacer la ouija?- yo me quedé atónito y por lo menos cinco segundos sin contestar a causa del miedo que me causan los espíritus, y mucho más la ouija, pero como este mundo me fascinaba, acepté.

Hola a todos, mi historia comienza en el año 2002 en una ciudad no muy lejana de Buenos Aires, cuando solo tenía 17 años, estaba en secundaria cuando conocí al grupo que hoy en día son mis mejores amigos, a la salida de clase nos reunimos en la plaza que quedaba frente a la escuela, nos sentábamos en un tanque de agua que se situaba en el centro de la plaza, pasábamos horas allí hasta que anocheciera y entre charlas y risas, Matías (uno del grupo) dijo.

Otras Webs Recomendadas

porno film porno film porno film turkce porno beylikduzu escort escort beylikduzu escort beylikduzu escort bayan porno izle porno film porno film turkce porno porno izle porno film klima servisi