Home  //  Historias  //  Historias de Fantasmas

Historias de Fantasmas

Historias, cuentos y relatos de fantasmas, espíritus, poltergeist y otros entidades sobrenaturales.

Debo decir que este hecho ocurrio durante mi servicio militar (hace poco mas de una año), realizaba yo mi servicio de guardia en la zona del Poligono de tiro, en la parte trasera del regimiento, es sabido que en esa parte del cuartel, ocurren muchas cosas (hay por ejemplo una capilla, en la cual durante las noches se escuchan rezos, sin que haya alguien que los recite dentro de la capilla), continuando con la historia, estaba con mi compañero, aproximadamente a las 2 o 2 y media de la madrugada, cuando el frio no comienza adar en el cuerpo.

Todo empezó una tarde que teníamos que quedarnos en el instituto a acabar un trabajo de história. Decidimos ir a la biblioteca para buscar información. Al terminar el trabajo, Laura, la más atrevida del grupo empezó a hablar de fantasmas, su tema favorito. Al cabo de un rato a David se le ocurrio acer una sesion de ouija.

Poco antes de mudarme a San Francisco tenia un apartamento en Chicago donde me ocurrio esto: Todos los sabados quedaba con mis compañeros de universidad para jugar al beisbol al baloncesto o cualquier otra cosa, pero ese dia me quede a estudiar mientras mis compañeros fueron a ver un partido de beisbol.

Pues la cosa fué así. Yo tenía 12 años y vivía con mis padres en casa de mi abuela.

Ya habíamos cenado mi familia y yo, y nos pusimos a ver una peli. Después de terminar la película cada uno se fué a su habitación y todos a dormir tranquilamente. Es una casa pequeña. Mis padres duermen juntos en una habitación, mi abuela en otra y yo y mi hermano en otra. Al ser tan pequeña la casa, se oye todo desde cualquier sitio de la casa.

Thoumas se despertó con un sonido raro en sus oídos, como el que hace una pala al chocar con la superficie de la tierra. No se quejó. La oficina le absorbía tanto tiempo que ya su realidad se circunscribía sólo a su pensamiento. Al lavar su cara recordó la pesadilla de la noche anterior, ese mal sueño ya formaba parte de su personalidad, siempre era el mismo.

Elvira era una niña de unos diez años que no tenía papá, su mamá trabajaba todo el tiempo por lo que tenía que dejar a su hija sola en casa, pero una noche, sintió un escalofrío y tuvo miedo de dejarla sola, pero como no podía dejar su trabajo ya que era su único sustento decidió irse.

Hace algún tiempo, en un paseo que hice a los bosques de la ciudad de México, íbamos por la carretera, cuando de pronto el auto en el que viajábamos mi prima Angela y yo, se paró sin razón, lo habíamos alquilado y nos habían asegurado que todo estaba bien, por lo que decidimos bajar del auto y pedir ayuda, ya como mujeres inexpertas que éramos en mecánica, ni siquiera lo intentamos arreglar, teníamos miedo de estropearlo más de lo que ya estaba.

Cuando estaba a punto de cumplir 17 años lo que más me hacía ilusión era pensar en el regalo que mis padres me darían, mi automóvil nuevo. Había estado practicando mucho para por fin obtener mi permiso de conducir y lo había logrado, ya sólo faltaba tener mi tan anhelado automóvil.

Un día me dijo que era vidente, y no es que no le creyera, pero me muestro generalmente bastante incrédula respecto a estos temas. Lo que no veo, no existe para mí. No digo que debiera haberle creído sólo porque le estimaba ya que en mi opinión la amistad y la confianza son muy importantes, pero simplemente hice un esfuerzo y le di el beneficio de la duda.

Juan Carlos había ido a pasar el verano a casa de unos parientes, junto con su hermana Claudia y su hermanito Riqui, de apenas dos años. La casa, grande, solariega, se hallaba a las afueras de un pueblo montañoso del norte de España.

Esto me sucedió... a mediados del 2003, para ser exactos en el mes de Julio, en "Chiclin", un distrito pequeño al norte de Perú. En esa ocasion fui de visita a la casa de mis abuelos a pasar unos días de relax, pero esa vez, no fue tan placentero para mi. Para empezar, debo decirles que mis abuelos son muy creyentes y católicos...pero, en su casa han sucedido unas cosas muy extrañas que hasta el día de hoy, ellos han optado por seguir viviendo en esa casa antigua, sin importarles lo que ha sucedido...

Esta historia que os vamos a contar le ocurrió a una amiga mia: Un día Raquel salió del instituto como todos los días, pero ese día por alguna extraña razón decidió tomar un camino diferente. Después de caminar unos minutos, vio a una niña llorando y Raquel le preguntó que le pasaba. La niña señaló con el dedo una vieja casa y entre lloros le explicó que su gato se había metido allí, la niña no quería ir a buscarlo, tenía miedo, se le veía muy aterrada.

Esto me ocurrió hace unos seis años. Una tarde decidí ir a ver a mi abuela, allí solía jugar con mis primos Angelique y Maximiliano en el desván de la antigua casa, entre juego y juego me agoté y decidí sentarme en una de las cajas que tenía mi abuela, de pronto algo llamó mi atención, era un precioso payaso de porcelana, me gusto tanto que me lo llevé a mi casa.

Estoy pasando una tarde increíble, estoy tumbado en un campo con mi novia, pero en ese momento veo a mi novia y no es ella, se convierte en un ser monstruoso que pide a gritos venganza, no me puedo creer lo que estoy viendo, estoy aterrado mientras ella me quiere atraer con sus frases aterradoras y su voz muerta y grave.

Una tarde, sobre las seis y media, nos reuníamos como de costumbre en los bancos del barrio. Todas las tardes hablábamos de algún tema que nos hubiese ocurrido o alguna anécdota. Escrig se disponía a contar una de su sarta de mentiras, pero no se percató de que tocó un tema poco habitual.

Otras Webs Recomendadas

porno film porno film porno film turkce porno beylikduzu escort escort beylikduzu escort beylikduzu escort bayan porno izle porno film porno film turkce porno porno izle porno film klima servisi