Home  //  Historias  //  Historias de Fantasmas

Historias de Fantasmas

Historias, cuentos y relatos de fantasmas, espíritus, poltergeist y otros entidades sobrenaturales.

Rebecca era una joven guapisima, sus ojos eran azules y su pelo tan rubio que parecia de oro y su cuerpo era perfecto. Rebecca se llevaba a todos los chicos de calle, era muy respetada y sus amigas la querian mucho. Hasta que un dia, la envidia empezó a aflorar entre sus amigas, hasta que la envidia las volvió locas y trazaron un plan para destruirla.

¡Mamá, mamá responde gritaba desesperado el pequeño Ismael, quien junto con su padre trataban de reanimar a Maritza su progenitora, quien yacía desmayada sobre el suelo.

Todo comenzó cuando era joven, iba con mis amigos de fiesta, habíamos bebido y teníamos que coger el coche, yo le dije a unos de mis amigos, al que conducía, que fuese más despacio, pero no me hacía caso.

Me costó llegar hasta la cima de la colina a las afueras del pueblo, cargado con el saco y la pala. Dejé el saco junto al árbol que haría de cruz. Y me puse a cavar mi tumba.
Tiempo después, la tierra estaba abierta. Su fresca fragancia natural me recordó, por contraste, la corrupción de todo lo que lentamente se pudre fuera, sobre su superficie.

"Mi papito ya está morido". Esta es la frase que retumba en los oídos de Sonia cada vez que recordaba a su padre muerto. Aquella mañana de verano, Sonia acompañó a su madre al banco a hacer unos pagos. Como de costumbre la fila llegaba casi hasta la puerta de la sucursal. La niña jugueteaba siempre cerca de su mamá.

¿Sigue jugando? Tenia frio, los pies no le respondían, las manos las movía con mucha dificultad intentando abrir la puerta. Las sombras se acercaban y con ellas la temperatura bajaba. Ingrid forzó la puerta hasta que después de unos segundos esta se abrió. Al intentar dar un paso, Ingrid se dio cuenta que estaba paralizada, no se podía mover. Delante de ella había un camino que llevaba a su salvación pero ya era demasiado tarde.

Llega la 1 de la madrugada y se despide nuevamente de sus padres,antes de ir a dormir. A los 3 minutos recuerda que dejo sus libros por en medio del salón, a si que vuelve antes de que se le olvide para recogerlos. Después de tener todo en orden cae en que no puso en la lavadora la ropa de color, seguro que su madre le reñira si se da cuenta.

Javier conducía su trailer por la carretera de Colima; con un movimiento ágil y veloz observó la hora en su reloj de manecillas. Eran más de las dos de la mañana, tomó su vaso con café bien cargado y dio un sorbo sin despegar la vista del camino. Las luces de las intermitentes no eran suficientes para iluminar la espesa oscuridad que indavía el asfalto. Entonces, comenzó una a caer una ligera llovizna. El conductor tuvo que cerrar las ventanillas para que el agua no llegara al interior de la cabina.

Prepárate para escuchar el...Llanto nocturno. Los llantos del pequeño hicieron despertar de nueva cuenta a Luisa. Aún bostezando, fue a ver a su hijo de seis meses de nacido. La mujer paro primero en la cocina para coger el biberón lleno de leche y dirigirse a la habitación del vástago. Al entrar sintió una presión en su pecho; un olor nauseabundo se desprendió del suelo. Desconcertada por esa extraña sensación, se acercó a la cuna.

Llevábamos ya buen rato bebiendo vino sin misericordia sentados en una de las bancas de piedra del lúgubre parque. Hacía bastante tiempo que no nos veíamos. Reíamos y sosteníamos las típicas pláticas de borrachos, hasta que afloró el tema de Gabriel, nuestro amigo muerto.

Esta historia ocurre en un prado que hay cerca de una casa abandonada, desde hace muchísimo tiempo no aparecía nadie por allí, ni un pequeño aliento paseaba por aquel prado, que en sus tiempos fue una alegre villa.

Que se vaya, que se vaya... Era lo único que mi mente podía decir. De nuevo pasó ella. ¿Por qué a mi? ¿Qué es lo que desea de mi? ¿Por qué me sigue desde pequeña?
Ella, era como mi reflejo, tan parecida a mi. Cuando la vi por primera ves, pensé que tal vez era mi hermana gemela, y nadie me lo quería decir...

¿Has tenido la sensación alguna vez de que los retratos y los cuadros de personas pueden observarte y lanzarte mirada?, pues bien, esta es mi historia. Desde que era un chiquillo observaba mi retrato de cuando tenia 2 años de edad. Vestía un trajecito azul, utilizaba zapatitos rojos y tenia mi cabello peinado hacia un lado.

Emily era una hermosa niña de 14 años,ella estaba ansiosa por que le faltaban dos dias para su cumpleaños. Una noche caminaba por la calle fria y oscura, estaba sola y paso por un campo de juegos abandonados, se detuvo por que oyo los columpios rechinar, a ella le encantaban los columpios asi que se metio por unos arbustos de rosas que hicieron que se arañara y desangrara las piernas, para poder llegar a ellos, de todas maneras Emily siguio adelante y allí los vió, se subio a uno de ellos y empezo a columpiarse, llevaba una rosa colgando en las piernas pero volviéndose roja de la sangre que podía mezclarse con ella. Entonces la agarro y sintió enormemente pedir un deseo:

desearia ser inmortal...dijo.

Esta historia es real, me paso hace dos años y aun puedo recordar el olor y la sensacion que me causo tal encuentro cercano con aquella criatura... Era una noche distinta de las demás, ya nada sería igual, el viento soplaba y me disponía a dormir, estaba sólo en casa, así que decidí acostarme mas tarde de lo usual,.. cerre todas las puertas y ventanas, cuando cerre la puerta principal penetre en el patio oscuro lleno de arboles y en ese momento sentí como un escalofrío recoría todo mi cuerpo, después en poco tiempo me ganó el sueño y ya pasaban de las 11:00pm.

Otras Webs Recomendadas

porno film porno film porno film turkce porno beylikduzu escort escort beylikduzu escort beylikduzu escort bayan porno izle porno film porno film turkce porno porno izle porno film klima servisi