Home  //  Historias  //  Historias de Fantasmas

Historias de Fantasmas

Historias, cuentos y relatos de fantasmas, espíritus, poltergeist y otros entidades sobrenaturales.

Alan era un jóven locutor que trabajaba cada viernes en la noche, en un bar de un hotel en el centro de la ciudad, donde se presentaban los grupos musicales más talentosos hasta el momento. Era un buen locutor, le gustaba mucho su carrera, pero lo que más destacaba de él y que era el pilar principal en su trabajo, era su rostro, que pareciese como si hubiera sido esculpido por los mismísimos ángeles.

Era un día como cualquier otro, una mañana normal, en la tarde el colegio, las fastidiosas clases y todo eso.... pero el día de hoy había una particularidad... era la "típica reunión anual de representantes", en la cual se hablaba de las irregularidades del colegio y de otro poco de cosas que ni al cabo interesan aquí, lo que si interesa fue lo que sucedió durante la dichosa reunión:

Era una noche de invierno, fuera llovía muy fuerte, el cielo estaba de un color rojizo en el cual por momentos se veían pequeños rayos, parecía que el cielo estaba enojado; hacia frio y yo me encontraba al lado de mi chimenea con una taza de té en mis manos y mi libro de historias románticas.

La historia comienza a principios del 2000, un niño de a penas 7 años, siempre dormía con el televisor apagado y cubierto por una manta blanca. Sus padres un dia llenos de curiosidad le preguntaron:

Por cierto, podría decirme si hay un motel o algún sitio para dormir cerca de aquí??
Si, un motel a 45 o 50 Km. de aquí, dirección Burgos!! Tome, quédese con el cambio!!!

Recuerdo cuando vivía en casa de mi abuela, la casa era grande, amplia y con grandes puertas antiguas con bruscos candados que ya no cerraban. Recuerdo claramente las escaleras de la casa, amplias, recuerdo que todos los nietos de mi abuela subíamos y bajábamos corriendo.

“Gran Plaza Hotel”, era lo que decía en la parte superior de la fachada del lujoso inmueble, a la entrada José sostenía su maleta en la mano derecha.“Vaya que mis jefes se lucieron” pensó. Por su trabajo como conferencista se veía obligado a viajar a cada rincón del continente, ahora se encontraba en Houston, Texas.

Desde que nos mudamos a esta casa (más de 12 años atrás), pasan cosas extrañas. Desde chica (2 años), siento que llaman mi nombre mientras veo películas en casa y, por supuesto, vivo con la sensación de que me siguen en la oscuridad.

Después de cumplir 15 años, mi vida, empezó a cambiar, todo empezó una noche del mes de abril, lista para dormir, algo se acuesta a mi lado en mi cama y me empieza a molestar, a sujetarme de las manos, a respirar sobre mí, yo tenía los ojos cerrados, por miedo, pero al abrirlos ese ser se desvanecía y me hacía parecer como que había sido parte de mi imaginación.

El 13 de Noviembre de 1974 la policía descubre los cadáveres de seis miembros de la familia DeFeo (el padre, la madre y cuatro de sus cinco hijos) en la mansión High Hopes. Esta mansión estaba situada en el 112 de Amityville, Nueva York. 
Pocos días después detienen al Ronnie DeFeo, el mayor de los hijos de 23 años, quien hace una confesión espeluznante: “Disparé primero a mi padre, luego bordeé la cama y mate a mi madre.

En las afueras de un pequeño pueblo italiano, en una antigua mansión vivía el Conde Casamayor, un hombre multimillonario que habitaba aquel lugar con su mayordomo.

Su nombre era Gerardo, un fotógrafo de unos ventipocos años, esperaba todavía su oportunidad de sobresalir con “esa foto” que lo sacara del común denominador del medio en el que trabajara y lo lanzara a una vida mejor puesto que él sabía que su talento daba para más.

Todo comenzó a mediados de los años 60 en las afueras de Valencia en un pueblo llamado La Eliana, este pueblo como tantos otros de la franja mediterránea se dedicaba principalmente a la agricultura y más en especial a los cítricos, era un pueblo pequeño en el que como máximo habría unos quinientos habitantes y todos ellos se concentraban en las pocas calles que rodeaban a la plaza del pueblo, todos salvo la familia González que residían en las afueras del pueblo en una gran mansión que antiguamente pertenecía a los Duques de Flores.

El hombre se bajó del coche y le preguntó: "¿Qué os ocurre, en un sitio como aquí?"... "Vinimos a suicidarnos... Nosotros queríamos casarnos, pero nuestros padres no nos permitieron, por eso vinimos aquí, pero estoy arrepentido, por favor llévanos a algún hospital..."

Cuando tenia siete años, recuerdo no haber tenido muchos amigos, así que me hice un amigo imaginario, al darse cuenta de esto, mis papas comenzaron a llevarme a un psicólogo ya que según ellos, no era normal.

Otras Webs Recomendadas

porno film porno film porno film turkce porno beylikduzu escort escort beylikduzu escort beylikduzu escort bayan porno izle porno film porno film turkce porno porno izle porno film klima servisi