Drácula de Bram Stoker

Votar este artículo sobre Drácula de Stoker    
El Autor y su Obra.

Apasionado por la novela gótica y los cuentos de terror, Bram Stoker vivió dominado por un personaje, cruel y seductor, al que retrató en su novela.

Abraham Stoker nació el 8 de noviembre de 1847 en Clontarf (Irlanda).
Bram Stoker tuvo una infancia enfermiza que superó gracias al deporte. De familia protestante, entró en 1863 en el elitista Trinity collage de Dublín. Colaboró como periodista en The Evening Mail, escribió cuentos folclóricos y, a los veinte años, conoció al actor Henry Irving, quien influyó de forma decisiva en su vida y al que acompañó a Londres en 1878.

Abraham Stoker

Bram Stoker se trasladó a Londres para convertirse en el apoderado, secretario y administrador de su adorado Irving que, desde entonces, dominó su vida por completo. Poco antes de partir de Dublín, se casó con Florence Malcome, una bella muchacha de diecisiete años que había sido novia de Oscar Wilde.
Stoker trabajó veintisiete años al servicio de Irving y transformó el Lyceum en el teatro más lujoso del Imperio británico. Demostró ser un magnífico gestor a pesar de mantener unas tormentosas relaciones con su empresario, salpicadas de emotivas reconciliaciones. Las giras por América le brindaron la oportunidad de conocer al poeta Walt Whitman, su gran maestro y guía espiritual, y entablar amistad con Mark Twain.
Además de su actividad teatral, Stoker se convirtió en miembro del prestigioso colegio de abogados Inner Temple, de decisiva influencia política.
El nacimiento de su hijo Irving Noel Thornley Stoker no pudo evitar el fracaso de su matrimonio. Aunque mantuvo la apariencia de una relación normal con su esposa, ésta era fría y distante. Su hijo, al alcanzar la mayoría de edad, cambió de nombre para no llamarse como el protector de su padre. Stoker se refugió completamente en el trabajo, conviertiendo el Lyceum en el teatro de moda y relacionándose con todos los círculos artísticos de la capital.

El final de la vida de Bram Stoker fue amargo. Arruinado por el incendio del teatro Lyceum y despedido por su antiguo jefe, Irving, que había vendido el teatro, el autor de Drácula se sumió en la depresión y la enfermedad. Se refugió en su familia y en la escritura, que necesitaba para sobrevivir. En 1906 publicó una especie de memorias en que relataba su relación con Irving (Personal Reminiscences of Henry Irving). Sus novelas más truculentas como Los misterios del mar (1902), La joya de las siete estrellas (1904) y La dama del sudario (1909), a pesar de no haber obtenido un gran éxito, sirvieron para demostrar su habilidad para incluir todos los ingredientes del género favorito de la época: monstruos, misterios relacionados con el antiguo Egipto, aventuras esotéricas.
Trabajó como periodista y fue cronista de The Daily Telgraph. En 1910, publicó un interesante ensayo sobre impostores famosos, de una gran calidad literaria. Su existencia fue errática hasta su muerte, ocurrida el 20 de abril de 1912. Su primera gran novela, Drácula había llegado a vender un millón de ejemplares. La familia y los editores, que la habían despreciado cuando vio la luz en 1897, intentaron publicar una continuación basada en unos borradores del autor. El resultado fue un auténtico fracaso.

Influencias literarias y personales.

En Irlanda, Bram Stoker fue presidente de la Sociedad Filosófica de Dublín. La excéntrica familia de Oscar Wilde le influyó notablemente en su juventud, sobre todo el padre del escritor al que visitaba con frecuencia. Desde Irlanda se carteó con el poeta americano homosexual Walt Whitman, al que más tarde visitaría en Nueva York; y en Londres, se hizo amigo de Rudyard Kipling, que prologó su obra. En sus viajes a Estados Unidos, con la compañía del Lyceum, también entabó relaciones con Mark Twian.

El Estudioso.

Para escribir su obra, Bram Stoker buscó información en libros científicos y médicos, tratados de vampirismo y estudios sobre Transilvania.

Ciencia y Espiritismo.

El relato del conde Drácula refleja las actividades de las sociedades secretas, esotéricas y elitistas londinenses, como la Hermetic Order of The Goleen Dawn, a la que pertenecía Stoker. En su tiempo, todos los intelectuales y aristócratas de la alta sociedad estaban interesados por el estudio de la mente humana, ya fuera en el ámbito de las ciencias ocultas, como Madame Blavatsky, o de la medicina, como Sigmund Freíd. Stoker se apasionó por las revolucionarias teorías del psicoanálisis, el mesmerismo y el hipnotismo.

El nacimiento de un cuento de terror.

La madre de Bram Stoker era muy aficionada a contar cuentos de terror y de fantasmas que su hijo terminó escribiendo.

En 1890, Bram tuvo una revelación durante unas vacaciones en Whitby, pueblo de veraneo costero de Yorkshire. Se encontraba enfermo de gota, mal que le persiguió en los últimos años de su vida. Desde joven había soñado con hermosas mujeres vampiros que le acosaban e, impresionado por la lectura de un libro de William Wilkinson sobre Transilvania, aquella noche comenzó a escribir su novela sobre Drácula. Muchos biógrafos han visto en Drácula el retrato del seductor y terrible sir Henry Irving, su amigo y su "amo".

El verdadero conde Drácula.
Vlad Tepes III

El 22 de agosto de 1456 subió al trono de Rumania Vlad Tepes III apodado Dracul ('Demonio' en rumano) y el Empalador por el sistema de tortura que utilizaba con sus enemigos. Drácula reinó mediante el terror hasta 1476, año en que los turcos lo derrotaron y le cortaron la cabeza.

El nacimiento del vampiro.
    Una noche de pesadilla.

Una apuesta literaria entre un grupo de amigos generó dos grandes mitos del terror: el vampiro y el monstruo que retorna a la vida, Drácula y Frankenstein.

Villa Diodati, residencia de Lord Byron, junto al lago de Ginebra, fue el lugar elegido para la apuesta literaria.

Lord Byron y el poeta Shelley, asistentes a la reunión nocturna, comenzaron el juego contando historias de terror pero fue la esposa de este último, Mary Shelley, y el joven secretario de lord, John Polidori, quienes las transformaron en novelas. Publicaron, respectivamente, Frankenstein y El vampiro. El trágico final de Polidori (se suicidó en 1821) convirtió su obra en un éxito y tuvo cierta continuidad en obras teatrales y relatos periodísticos.

Lord Byron, poeta y aristócrata decadente, es el vampiro de Polidori, obra que se estrenó en el Lyceum de Londres durante la gerencia de Stoker.

Drácula de Transilvania a Inglaterra.
    El argumento


Drácula (Gary Oldman) y Mina (Winona Ryder) en el filme Drácula de Coppola.

Las anotaciones del diario de Jonathan Harker nos describen la relación con su cliente, el conde Drácula, que desea comprar una mansión en Londres y le solicita que viaje hasta su castillo para discutir los términos del contrato.

La llegada de Harker a Transilvania está acompañada de sueños terroríficos. El conde sólo se deja ver de noche, no se refleja en los espejos y desciende por las paredes como un gato. Harker, atacado por bellas vampiros con dientes de arpía, termina en un hospital de Budapest donde una de las monjas escribe a su prometida, Mina Murray, para que vaya a recogerlo. Una vez adquirida la mansión en Inglaterra, Drácula se dirige en barco hacia allí encerrado en su ataúd. El navío embarranca en las costas inglesas, sin marineros a bordo y con el capitán muerto, atado al timón. En el barco sólo hay un perro monstruoso que salta por la borda.
Mina Murray tiene una amiga íntima, Lucy Westenra, una joven sonámbula e influenciable que es atacada por el conde. Contra él luchan el doctor Seward y el sabio holandés Van Helsing, especialista en ciencias ocultas, que rodearán ala enferma de ajos y cruces e intentarán en vano salvarla con transfusiones de sangre. Finalmente, el conde Drácula, transformado en lobo, rompe el cristal de la habitación de Lucy y de la muchacha y la de su madre. Lucy, convertida en vampiro, ataca a los niños de la vecindad del cementerio y los doctores le devuelven la paz atravesando su corazón con una estaca y cortándole la cabeza.

La presencia del mal y el terror se dejan sentir en todo Londres y son denunciados por el loco Renfield, paciente del doctor Seward y siervo de Drácula, que termina dando preciosas informaciones a sus perseguidores antes de morir a manos del conde.

Mina Murray, casada ya con Jonathan Harker, es la nueva víctima del conde. Los doctores, junto con el novio de la difunta Lucy (Lord Godalmint) y el joven Morris, forma un grupo para acabar con el monstruo.
El barrio de Hampstead está aterrorizado por las acciones del vampiro, que duerme en su ataúd en la capilla abandonada de la mansión de King's Cross, al lado de la clínica del doctor Seward.
A pesar de la vigilancia, el vampiro entra en la casa y seduce a Mina. Aunque consiguen curarla colocándole una hostia consagrada en la frente, queda unida mentalmente a él. Esa noche, el doctor Van Helsing la hipnotiza y así descubren que el conde ha vuelto a Transilvania en barco. Los doctores y sus aliados le persiguen en el Orient Express mientras, telepáticamente, Mina les cuenta el viaje del conde en barco desde Inglaterra hasta Rumania. Pero el conde, advertido inconscientemente por Mina, escapa de la persecución.

Los ojos de Drácula son hipnóticos. El conde necesita siempre la pasividad de sus víctimas para poder atacarlas.
Mordiscos de celuloide

Esta fascinante historia ha seducido a los mejores directores y guionistas de todos los tiempos, desde F. W. Murnau hasta Werner Herzog, pasando por Andy Warhol, Francis Ford Coppola, Roman Polanski y Neil Jordan.
Han sido tan famosos sus intérpretes, Bela Lugosi o Christopher Lee, como sus esforzados perseguidores, Peter Cushing y Anthony Hopkins. La lista de estrellas cautivadas por el vampiro es interminable, y en ella se encuentran, desde Isabelle Adjani hasta Winona Ryder.
Aristocrática y distante, la figura del inmortal conde se suele identificar hoy en día con la imagen de actores como Bela Lugosi y Christopher Lee.

Nosferatu (1922) de F. W. Murnau, versión germánica del vampiro. Bela Logosi, una identificación patológica Christopher Lee, el Drácula Aristocrático.

La leyenda del conde Struc
Licantropía
El hombre salvaje
Tipos de vampiros
Vampirismo
El origen del vampirismo Akasha, reina de los vampiros
El virus de los zombis



Autores: Pasarmiedo.com

Recomienda este artículo sobre Vampiros a un amig@...

Tu Nombre: Tu Correo:
Su Nombre: Su Correo: