Home  //  Asesinos  //  Bob Berdella

berdellaEl Carnicero de Kansas 

Robert Berdella (31 de enero de 1949 en Cuyahoga Falls, Ohio - 8 de octubre de 1992 en la Penitenciaría Estatal de Missouri) fue un asesino en serie estadounidense, convicto por haber violado, torturado y asesinado a seis hombres en Kansas City, Missouri entre 1984 y 1987.

 

Berdella fue inscrito en el Kansas City Art Institute desde 1967 hasta 1969. Durante este tiempo fue condenado pero recibió una sentencia suspendida por venta de anfetaminas. Fue arrestado más tarde por posesión de LSD y marihuana, pero los cargos fueron retirados por falta de pruebas. En 1969 compró la casa 4315 Charlotte, que sería el escenario de los crímenes. Trabajó como chef y, finalmente, abrió Bizarre Bob's Bazaar, una tienda de novedades que vendía cosas de ocultismo

Siendo adolescente, Berdella entró a trabajar a un restaurante. Allí fue abusado sexualmente por un compañero de trabajo. Al mismo tiempo que se alejaba del catolicismo, asumió su homosexualidad. Fue por esos tiempos que descubrió su amor por el cine y la fotografía. Pasaba las tardes solo, mirando películas en algún cine.

berdella-jovenNo sabía que una de esas cintas cambiaría su vida: se trataba de El coleccionista, en la cual un hombre que recolecta mariposas secuestra a una mujer con la cual se ha obsesionado y a la que mantiene encerrada en el sótano, hasta conseguir que ella acceda a sus deseos. Para el impresionable Robert Berdella, esta película representaba una revelación, y así lo declararía años después.

En 1967, Berdella ingresó al Instituto de Arte de Kansas; tenía dieciocho años. No terminó los estudios: comenzó a consumir alcohol y drogas de manera alarmante, hasta que fue arrestado por posesión de drogas. Fue sentenciado a cinco años, sentencia que terminó siendo suspendida. Lo arrestaron otra vez por posesión de marihuana y LSD, pero fue liberado días después. En 1968 entró como cocinero a un restaurante; durante mucho tiempo trabajó allí con gran éxito, al grado de que un año después pudo adquirir una casa en Charlotte Street.

A los 33 años tuvo como pareja a un veterano de la guerra de Vietnam, pero la relación fue un desastre. Cuando se separaron, Robert Berdella comenzó a frecuentar prostitutos. Se involucró sentimentalmente con varios e incluso se llevó a algunos a vivir a su casa, a cambio de compartir gastos. Les hablaba sobre enderezar sus vidas y dejar de prostituirse.

Pero un evento desconocido lo cambió por completo. Berdella nunca quiso hablar del asunto, pero algo lo transformó por completo. Jerry Howell era un amigo suyo de muchos años; Berdella le había prestado dinero y él se negaba a pagárselo. Como vio que no recuperaría su dinero, Berdella decidió cobrar la deuda de otra manera.

El 4 de julio de 1984 pasó a recogerlo con el pretexto de beber unas cervezas juntos. Ya en su casa, le suministró varios calmantes sin que Howell se diera cuenta, hasta que perdió el conocimiento. Una vez desmayado su amigo, Berdella comenzó a sodomizarlo. Presa de un frenesí, le introdujo en el ano un pepino, desgarrándoselo. Después lo ató y se marchó a trabajar a su bazar. Cuando regresó, se dedicó a inyectarle diversos medicamentos para que siguiera sedado.

Como estaba a su entera disposición, Berdella decidió ir más allá: lo colgó del techo, sostenido de los pies, haciéndole heridas para desangrarlo. Luego tomó su colección de cuchillos de cocinero y empezó a cortarlo en pedazos; cuando el trabajo se hizo más difícil, Berdella empleó una sierra eléctrica. Howell no aguantó: comenzó a vomitar por el dolor y terminó ahogándose.

berdella-poortada

Berdella fue arrestado en la primavera de 1988 después de que una de sus víctimas escapara desde la ventana del segundo piso, usando solamente un collar de perros que Berdella le había colocado para deleite sexual. Cuando este joven escapó, Berdella se encontraba en su trabajo. El joven fue auxiliado por un vecino que llamó a la policía. Al llegar la policía, el joven contó lo acontecido a los agentes quienes primeramente pensaron que se trataría de una riña amorosa entre homosexuales. Sin embargo, debido al tipo de acusación (violación, tortura y secuestro), decidieron investigar. Al llegar Berdella de su trabajo, fue inmediatamente abordado por los agentes quienes lo arrestaron en cargos de violación. Al intentar ingresar a la casa Berdella les negó la entrada por lo que necesitaron un permiso judicial.

Decenas de fotos Polaroid de sus víctimas fueron encontradas en su habitación en el segundo piso. Además, se encontraron elementos de tortura en uno de los cuartos, también del segundo piso, como cadenas, mordazas, esposas, baterías eléctricas, etc. En una investigación más a fondo se encontraron restos humanos y manchas de sangre por toda la casa. Además, un cráneo humano enterrado en su jardín.

Según sus propias declaraciones, ataba a los jóvenes luego de drogarlos para poder someterlos sexualmente y torturarlos. En un caso específico, arrancó un ojo del joven para ver qué sucedía. Se deshacía de los cuerpos desmembrándolos en su bañera y tirándolos a la basura en bolsas de plástico.

Sus vecinos no podían creerlo, era un hombre ejemplar. Recibió la máxima sentencia de cadena perpetua y murió en prisión en 1992 producto de un ataque cardíaco. Una de sus últimas quejas fue de que el personal policial no le daba las medicinas por sus problemas del corazón. Su muerte nunca fue investigada.

Publicidad

Últimas Historias Publicadas

El horno maldito

Esta historia ocurrió en un barrio de Santa Fé capital, más exactamente en una escuela. Estaba entrando al salón de clases cuando alguien mencionó:

¿Dónde esta Gustavo?

Germán

Hola mi nombre es Antonio Cruzaley vivo en la ciudad de Mexicali B.C México lo que me pasó a mi tal vez sea difícil de creer, ya que la mayoría de la gente no cree en esta clase de cosas, por eso es que busqué esta página para poder desahogarme. Espero que les guste mi historia y espero que a ni uno de los lectores le suceda.

Blufreak

Sus ojos eran enormes y vacíos carentes de alma
Su sonrisa gigante casi dolorosa y aquel sonido desgarrador
De aquel hacha cortando la piel de aquella pobre víctima.

Demonio por Xanath Angeles

Siempre me había preguntado que había en el último piso de mi edificio, mas nunca me atrevía a subir.

Una madrugada mientras todos dormían yo no paraba de escuchar pisadas en el piso de arriba lo cual era raro ya que ese piso estaba deshabitado. La curiosidad no me dejaba dormir así que sin dudar me levanté, salí de mi casa y subí las escaleras. Se escuchaba la lluvia caer y el viento soplar.

Los ojos de la muerte (Capítulo 1)

Cristina Argibay Oujo nos envía este primer capítulo de su novela con formato blog titulada "Los ojos de la muerte". Cada sábado publica un nuevo capítulo así que si os gusta no dudéis en visitar su blog.

Otras Webs Recomendadas

porno film porno film porno film turkce porno beylikduzu escort escort beylikduzu escort beylikduzu escort bayan porno izle porno film porno film turkce porno porno izle porno film klima servisi